sábado, 3 de marzo de 2012

Católica Irlanda


DUBLÍN/2

Dublin Castle Church

Eire se mantuvo fiel al catolicismo, haciendo de él cuestión nacional frente a la “protestante” iglesia de Inglaterra. Oficialmente, más del 85 % de sus ciudadanos son católicos, pero –como en otros sitios de Europa- las dos últimas generaciones “practican” cada vez menos. Sólo permanecen abiertos dos seminarios y en 1995 se legalizó el divorcio. De todos modos, el número de personas que acuden a los servicios religiosos es superior a la media europea. Pudimos comprobarlo en una misa dominical de la Iglesia de Malahide, del todo abarrotada.

Órgano y Crucería de la Iglesia del Castillo

La influencia de la inquietud teológica y de la tradición cristiana está presente en los cuentos y relatos de James Joyce. En las primeras páginas del Retrato del artista adolescente Stephen Dédalus, alter ego del escritor, describe así su pensamiento:

“What was after the universe? Nothing. But was there anything round the universe to show where it stopped before the nothing place began? It could not be a wall ; but there could be a thin thin line there all round everything. It was very big to think about everything and everywhere. Only God could do that. He tried to think what a big thought that must be ; but he could only think of God”
[“¿Qué había después del universo? Nada. Pero, ¿es que había algo alrededor del universo para señalar dónde se terminaba, antes de que la nada comenzase? No podía haber una muralla. Pero podría haber allí una línea muy delgada, muy delgada, alrededor de todas las cosas. Era algo inmenso el pensar en todas las cosas y en todos los sitios. Sólo Dios podía hacer eso. Trataba de imaginarse qué pensamiento tan grande tendría que ser aquél, pero sólo podía pensar en Dios…”]  Trad. de Dámaso Alonso.

Interior de San Patricio. Libro y vitral.

Aunque suene mucho más el nombre de Joyce como autor irlandés, a mi juicio no es menos importante para la cultura contemporánea, y sobre todo desde el punto de vista específicamente cristiano, la obra de su compatriota  Clive Staples Lewis (Belfast, 1898-1963), erudito profesor de literatura de Oxford, conocido sobre todo por sus Chronicles of Narnia, cuyos siete volúmenes siguen reeditándose sin descanso y gozan del favor de los jóvenes, sobre todo en el mundo anglosajón. De su trilogía del espacio (Más allá del planeta silencioso, 1938; Perelandra, 1943; y Esa Horrible fortaleza, 1945) se han hecho más de veinte ediciones desde 1965, sólo en Estados Unidos.

Solería de San Patricio

C. S. Lewis fundó con su amigo Tolkien el club de los Inklings para discutir de literatura y filosofía. Ateo desde los 15 (“muy molesto con Dios por no existir”) se reconvirtió en 1931 al cristianismo, influido por los argumentos de sus amigos de Oxford y por la obra de Chesterton. El episodio de su matrimonio tardío y la muerte de cáncer de su mujer se relata en la película Tierras de penumbra (1993) de Richard Attenborough. Como fabulador, C. S. Lewis representó un hito en lo que R. Scholes y E. Rabkin llaman la “anticiencia ficción”, pero también fue un extraordinario filósofo con otros escritos: Cartas del diablo a su sobrino, La abolición del hombre, El problema del dolor o Milagros. Lewis criticó duramente el conductismo y la interpretación mecanicista de la conducta humana, pues le pareció vil que científicos carentes de valores manipulasen los valores de los demás.

Iglesia catedral de Cristo

Bajo la Iglesia de Cristo (Christ Church) y en sus alrededores se han encontrado los vestigios más antiguos del Dublín vikingo y medieval. Manuscritos de la tercera década del siglo XI ya la sitúan en su actual enclave, tal vez dependiente del arzobispado de Canterbury, fundada por Dúnan, el primer obispo de Dublín, y por Sitriuc, el rey vikingo. En el XII, ya dependiente de la iglesia de Irlanda, la catedral gótica fue sustituida por otra anglonormanda. Su cripta, de los siglos XII y XIII, es la más grande de Gran Bretaña e Irlanda, y ocupa casi el ancho total de la catedral.


El actual recinto de la catedral de San Patricio se concluyó a finales del XII. Se trata de la mayor iglesia de Irlanda. En 1870, ante el peligro de derrumbe se añadieron elementos victorianos. Durante el XVIII, el escritor Jonathan Swift ejerció como decano, hallándose su tumba en el interior. Su sillería y solería son tan originales como hermosas. En su coro se interpretó por primera vez el Messiah de Händel.  

Catedral de San Patricio


No hay comentarios: